Fondo

miércoles, 5 de diciembre de 2018

"Misión Olvido" por María Dueñas



Este libro me lo compré porque buscaba un ejemplar "de bolsillo" para llevármelo a mi viaje a NY y este fue el único que me llamó la atención considerando que tenía el antecedente de "El tiempo entre costuras" de la misma escritora.

Y pues sí, efectivamente me lo llevé de paseo por NY, porque no lo leí jajaja, si usted me sigue por Instagram (y si no, ¿qué espera?), verá unas bonitas fotos del libro en el puente de Brooklyn, Central Park, el aeropuerto... pero sólo para eso sirvió jejejeje, ya que aunque empecé a leerlo cuando me iba, lo terminé ya en tierras aztecas.

Blanca Perea es una académica española que pasa por un momento muy fuerte en su vida, su esposo y padre de sus ya veinteañeros hijos, ha decidido dejarla ya que se enamoró de alguien más joven (¡Típicoooo!). Blanca necesita despejarse, pensar sobre su futuro y para ello decide buscar algún intercambio o pasantía en alguna universidad fuera de España por algunos meses. Finalmente se decide por irse a Santa Cecilia en California, donde requieren de alguien con su perfil para ordenar el legado del profesor español Andrés Fontana, quien falleció hace algunos años.

Blanca llega a California con toda la intención de enfocarse en su nuevo trabajo y de esta forma mantener la mente ocupada y dejar de pensar en las razones por las que su vida se derrumbó en un santiamén. En la Universidad conoció a personas que le ayudaron a instalarse en su nuevo trabajo, entre ellas Rebecca Cullen quien era la secretaria de Luis Zárate, el director del departamento para el que trabajaría. De inmediato, Blanca se dedicó a tratar de ordenar el legado de Andrés Fontana, aunque se sentía un poco frustrada porque no encontraba por dónde iniciar.

Conforme pasaron los días, Blanca tuvo la oportunidad de conocer a Daniel Carter, amigo de Rebecca Cullen y némesis de Luis Zárate. Daniel era profesor y escritor, fue pupilo de Andrés  y le ayuda a Blanca a darle otro enfoque a su trabajo, al cambiar la visión de un mero "ordenamiento" de papeles, por tratar de entender la vida de Andrés y las razones por las que decidió escribir sobre diversos temas a lo largo de su vida y con ello enriquecer el trabajo final sobre su legado.

Andrés Fontana tuvo la oportunidad de recibir educación gracias a la "patrona" para la que trabajaba su mamá. Cuando esta falleció, dejó estipulado en su testamento el otorgamiento de una beca para que Andrés siguiera estudiando y pudiera ingresar a la Universidad. Después de algún tiempo estudiando en Madrid, Andrés viajó a Estados Unidos por un programa de intercambio, y justo cuando tenía planeado regresar a su país, se desató la Guerra Civil Española, lo cual hizo que se quedara en tierras Americanas.

Daniel Carter conoció a Andrés Fontana en la Universidad de Pittsburgh donde, aún en contra de la voluntad de sus padres, decidió estudiar literatura. Daniel se destacó entre el resto del grupo y esto hizo que Andrés lo acogiera y lo propusiera para que le otorgaran la beca Fulbright para realizar un trabajo de investigación en España.

Conociendo esos antecedentes, Blanca se apasiona más por el trabajo encomendado y encuentra en Daniel la ayuda necesaria tanto personal como profesional para salir adelante durante los meses de su estancia en California, aunque también descubre oscuros secretos de su pasado que todavía lo atormentan en el presente...

Siempre lo he dicho, lo malo de escribir un libro exitoso, es que las demás obras invariablemente serán comparadas con él. En este caso, la comparación es con  "El tiempo entre costuras" que me gustó mucho. Si bien resulta interesante leer cómo se entrelazan las vidas de Andrés, Daniel y Blanca, el libro no llenó mis expectativas y siento que no termina de cuajar la historia, por tal razón le otorgo sólo 3 estrellas en mi escala subjetiva.

Saludos :)


domingo, 18 de noviembre de 2018

"Los señores del tiempo" por Eva García Sáenz de Urturi





Este libro es el tercero de la serie “La trilogía de la ciudad Blanca”, y como los dos anteriores, lo tuve que adquirir de manera electrónica ya que por mis lares todavía no llegan de manera impresa. Esto pude hacerlo gracias a la tarjeta de iTunes que me regaló mi hermana de cumpleaños ¿Cómo sabías Mirians que era justo lo que quería? 😍
Este ejemplar lo apodé como “The subway book” porque lo leía en mis traslados por el metro Neoyorkino *suspira una y otra vez*, y gracias a ese tiempo bien utilizado, lo empecé a leer justo cuando me fui y lo terminé antes de regresarme.

Como usted recordará estimado lector, el libro anterior de esta serie “Los ritos del agua” termina con el nacimiento de Deba, la hija de Alba y Unai alias “Kraken”.

Dos años y medio han pasado de ese día, y la pequeña familia acompañada de Estíbaliz, Santiago y Nieves; compañera de unidad y amiga, abuelo y suegra respectivamente de Unai, se reunieron para la presentación del libro “Los señores del Tiempo”, una novela histórica que había causado sensación entre el público por su historia situada en la Vitoria medieval, además, lo que más atraía de la obra era que nadie conocía la identidad de su autor: Diego Veilaz, por lo que el público ahí reunido estaba ansioso de conocer al misterioso escritor. Sin embargo, éste no llegó a la presentación, la cual además fue interrumpida por la muerte de un famoso empresario dueño de una cadena de tiendas de moda low cost (sí, está pensando bien, tipo Amancio Ortega, pero obvio no usan ese nombre).

Al magnate lo encontraron sin vida en un baño de las instalaciones donde se llevaría a cabo la presentación del libro, ya que había acudido a una reunión en una sala aledaña. Unai y Estíbaliz acudieron a la escena del crimen y lo que les llamó la atención fue un fuerte olor que se desprendía del cuerpo, a lo cual Unai sugirió que podría ser un indicio de envenenamiento.

Las pruebas de la autopsia dieron como resultado que efectivamente, el empresario había muerto por una sobredosis de la llamada “Mosca española” o como es conocida “el Viagra medieval”, a lo cual Kraken le trajo como recuerdo un pasaje de la historia de “Los señores del tiempo”, cuando el suegro del hermano del protagonista Diago Vela, es asesinado de la misma forma...

Kraken por lo tanto trata de averiguar sobre Diego Veilaz, el misterioso autor de “Los señores del tiempo”, por lo que acude a la editorial que publicó el libro. El editor le confiesa que él no conoce a Diego, y que el contacto con él sólo se llevó a cabo mediante correo electrónico, por lo que la unidad de policía se encarga de rastrear la cuenta desde donde se envió la novela y la ubicó en la Casa-Torre de Nograro. 

La Casa-Torre se encuentra en el valle de Valdegovía y su dueño es Ramiro Alvar, el XXV señor de Nograro. Acorde a lo que el editor cuenta, Ramiro es un tipo retraído, erudito y con amplios conocimientos de la historia del lugar, por lo que puede encajar con el perfil de Diego Veilaz, así que Unai y Estíbaliz deciden ir a visitarlo. Sin embargo, la persona que los recibió en la Casa-Torre fue un sacerdote vestido con todo y sotana, un tanto altivo y extrovertido que les dijo que él era el señor de Nograro y se llamaba Alvar. La forma de ser de Alvar no concordaba con lo que el editor del libro les había dicho, por lo que lo interrogaron sobre su posible autoría de la obra en cuestión y Alvar comentó que él no había escuchado de ese libro y por lo tanto no lo había escrito.

Y mientras el tiempo transcurría sin tener indicios sobre la identidad del asesino del empresario, otros dos asesinatos se llevaron a cabo utilizando medios de tortura medieval y que además eran mencionados en “Los señores del tiempo”: dos hermanas “emparedadas”, o sea encerradas entre cuatro paredes sin comida ni agua, y un personaje (que no le voy a decir quién es pero que ha sido parte de la historia de los otros dos libros) quien fue encerrado en un barril junto con un perro, un gato, un gallo y una víbora y aventado a un río...

A la par de la historia actual donde Kraken debe resolver esos asesinatos, se relata el libro de Diego Veilaz “Los señores del tiempo” para que uno pueda ir encontrando similitudes en los pasajes ahí descritos.

El libro me gustó, pero no creo que tanto como el primero. Considero que se repite la fórmula exitosa de los dos primeros ejemplares de la serie y por lo tanto, ya sabes como por dónde puede dar vuelcos la historia.

Le doy 3 7/8 estrellas y lo siento pero éste sí no lo puedo compartir...

Saludos 😀

lunes, 12 de noviembre de 2018

"La hora de las brujas" por Nicholas Bowling




¡Ñaca, ñaca! Continuamos con la inercia de Halloween y Día de Muertos. Y es que aunque ya había terminado de leer hace días este libro, sigo con la depresión post viaje que me había impedido escribir la reseña... que por cierto, tengo pendiente una entrada en el blog sobre las librerías que visité en la gran Manzana ¡Estén atentos!

Este libro me lo prestó mi amiga Liz, que sigue proveyéndome de material ante la escasez del mismo (aunque eso fue antes que resurtiera el arsenal en NY, ahora lo que necesito es un nuevo librero querido Santa Claus). Esta es la primera obra de Nicholas Bowling, quien es además profesor y dibujante de cómics.

Corría el mes de Noviembre del año 1577, cuando Ellen escuchó golpes en su puerta y gritos de una turba que se apostaba fuera de su casa. Esta manifestación era encabezada por un guapo caballero llamado Hopkins quien era un caza brujas y la acusaba de pertenecer a un aquelarre. Ellen trató de defenderse sin éxito y fue condenada a ser quemada en la hoguera.

Sin embargo, el objetivo principal de Hopkins no era Ellen, sino su hija Alyce, por lo que decidió regresar a la casa de ésta a buscarla. Alyce efectivamente estaba escondida y cuando estuvo a punto de ser capturada, salió y lo apuñaló. Consciente de que había cometido un asesinato, salió huyendo hacia Londres como algún día le había indicado su mamá para buscar al verdugo John Dee y entregarle una carta.

Alyce al salir de casa sin provisiones para el viaje, fue encontrada a lo largo del camino y al ser vista sucia y desaliñada pensaron que se trataba de una enferma metal, por lo que fue llevada al manicomio de Bedlam donde permanecería más de un mes. Consciente que ella no padecía de sus facultades mentales pero también temerosa que la fueran a culpar de asesinato, Alyce era cautelosa en su comportamiento. Un día llegaron por ella dos personas enmascaradas y Alyce creyó que se trataban de los caza brujas que la estaban buscando, así que decidió escaparse.

Llegó a Londres con poca fuerza al no contar nada con qué comer, y debido a que su facha no le ayudaba mucho, era corrida de todos los puestos donde se acercaba a buscar comida, hasta que un muchacho llamado Solomon la rescató antes que desfalleciera y la llevó a una posada denominada “El Cisne” donde la señora Thomson, quien era la dueña del lugar se encargó de cuidarla.

Alyce estaba tan cansada que durmió durante dos días, cuando despertó se dio cuenta que escapó sin llevar consigo la carta que llevaría a John Dee, por lo que decidió buscar la forma de regresar a Bedlam para encontrarla. Solomon la ayudó, aunque no estaba muy de acuerdo. Alyce encontró la carta y se dio cuenta que Hopkins el caza brujas estaba en Bedlam buscándola... ¿pero cómo era posible si ella lo había asesinado? Y sobre todo ¿por qué la buscaban con tanta insistencia?

Resulta, y aquí viene la parte "mafufa" de la historia, que María Estuardo quien era prima de la Reina Isabel, y en ese entonces estaba encerrada por querer conspirar para quitarle el trono a la Chabela, era bruja y le había conferido poderes a Hopkins para que fuera su sirviente y le ayudara a buscar a Alyce...

La razón de tanta insistencia por encontrarla es todavía más “fumada”, pero bueno, eso yo ya no se lo contaré porque le quito la emoción a la trama.  El libro es entretenido, la historia diferente y se lee rápido, aunque sólo alcanza en mi escala 3 estrellas.

Saludos


miércoles, 31 de octubre de 2018

"The October Country" by Ray Bradbury



Antes que se acaba el mes que este libro menciona le traigo la reseña correspondiente.

Este compendio está formado por cuentos o historias con temas sobrenaturales o de suspenso: desde historias de vampiros, bebés diabólicos (ay nanita), hasta un cuento muy similar a la historia de “La aldea” de M. Night Shyamalan.

Es un libro muy ad hoc a esta época Halloweenesca y de día de muertos, usted disculpará pero no puedo ampliar más mi reseña porque estaría platicándole todas las historias y no es el caso. Lo que sí le cuento es que al leerlo me recordó a los programas de “Alfred Hitchcock” y “Dimensión Desconocida” y resulta que Ray Bradbury fungió por muchos años como escritor justo de esas series (ya decía yo que no estaba tan equivocada).

En resumen, si lo suyo son las historias de terror y suspenso, este libro tiene que leerlo sí o sí.

Le doy 4 estrellas y aunque una que otra historia me aburrió, la mayoría de ellas cumplen con su objetivo “asustador”.

miércoles, 17 de octubre de 2018

"The coincidence of coconut cake" by Amy E. Reichert



Este es un claro ejemplo de cómo la portada de los libros influye en mi decisión para la elección del siguiente ejemplar a leer. ¿A poco no se le antoja, mi estimado lector, probar ese delicioso pastel de coco? A mí sí... y por eso compré el libro (jejeje).

Esta es una historia digna de una película de Nancy Meyers, donde ya te imaginas cuál será el desenlace pero quieres ver cómo se desarrolla la trama hasta llegar a ese final deseado.

Lou Johnson es una chef oriunda de Milwaukee, comprometida con un prominente abogado llamado Devlin, y dueña de un restaurante, Luella's. Si bien, el restaurante no ha adquirido hasta el momento ninguna estrella Michelin, se ha ido consolidando en la escena gastronómica de la ciudad, haciendo que sus números ya estén en negro.

Lou decide celebrar el cumpleaños de su prometido Devlin, haciéndole su famoso pastel de coco con la receta original de su abuela, y llevándoselo por sorpresa a su departamento... pero la sorpresa se la llevó ella cuando al abrir la puerta se encontró a una asistente del despacho de Devlin en ropa interior y a su prometido también en paños menores... ¡Óigame nooooo, y ella desviviéndose por hacerle su pastel riquísimoooo, eso no se hace!

Total que Lou quedó muy decepcionada y con el ánimo por los suelos, pero por tratar de hacerse la fuerte, regresó a trabajar como cualquier otro día a su restaurante e intentó pretender que no la había afectado demasiado ¡Grave error!

Al Waters es un escritor británico que decidió salir de su país para darle un giro diferente a su vida. Estudió en el famoso colegio Eton, y su hermano se convirtió en alguien poderoso en el ámbito financiero, por lo que ya estaba harto de permanecer bajo su sombra. Aplicó para muchos trabajos en Estados Unidos, y le dieron la oportunidad en un periódico de Milwaukee donde escribiría reseñas de restaurantes. Para ello, usó un pseudónimo: A.W. Wodyski y ya se estaba creando una terrible fama por sus reseñas mordaces y crudas, producto en parte de su desánimo por su situación actual (Milwaukee no es lo que esperaba y no le agradaba mucho).

Al y Lou tropezaron por azares del destino cuando ella se dirigía a llevarle el pastel a su prometido pintacuernos. A Al le encantó Lou, y sobre todo le gustó el olor a coco que desprendía.

Y bueno, como en toda buena comedia romántica, no falta el momento dramático y de enredo,  resulta que Al, o en este caso, A.W. Wodyski, fue a Louella's a hacer la reseña del restaurante ese fatídico día de la decepción amorosa. A Lou nada le salió bien, la comida fue un desastre, quemó varios platillos, algunos los dejó crudos, bueno ¡Fue horrible! ¡Fue horrible!

Al decidió escribir la reseña sin darle una segunda oportunidad como en teoría debía hacerse y como ya se imaginarán, destrozó la reputación del restaurante, hubo muchas cancelaciones de reservaciones, sólo pocos clientes leales seguían yendo y Lou trató por todos los medios de salvar su negocio.

En una ocasión en que Lou decidió ahogar sus penas en alcohol en uno de los bares que frecuentaba, se topó nuevamente con Al, quien no dejó pasar esa oportunidad para acercarse a ella y tratar de entablar una conversación. Lou se desahogó contándole lo desastrosa que era su vida amorosa, aunque omitió por vergüenza, decirle que su negocio estaba a punto de la quiebra. Al no le dijo tampoco a que se dedicaba, ya que en teoría era un secreto, sólo le comentó que era escritor. Hablando un poco más de otros temas, Al comentó con Lou que no estaba muy contento en Milwaukee y que la verdad no le encontraba mucho chiste a esa ciudad, por lo que Lou ofendida de que hablaran así de su territorio, ofreció ser su guía por todos los lugares que valía la pena conocer, para que de esta forma cambiara la perspectiva de su ciudad de origen.

Y bueno, ya se imaginarán, siguieron saliendo peeeero... sin hablar del tema laboral que a los dos acongojaba... ¿Sabrá Lou que gracias a la reseña de Al su negocio se está yendo a la ruina? ¿Podrá Lou salvar su restaurante? ¿Serán felices para siempre? ¿Está usted a favor del aeropuerto en Texcoco? (Ah no, perdón). Las respuestas a todas las preguntas (excepto a la última), están en el libro.

Muy al estilo de "Tienes un e-mail", esta comedia romántica está entretenida. Me imagino perfecto su adaptación a la pantalla grande ya que tiene todos los elementos para ser protagonizada por Amy Adams o Amanda Seyfried y el papel de Al yo se lo daría a Chris Hemsworth. *suspira*

Otro detalle que vale la pena recalcar es que al ser la protagonista chef, la historia está rodeada obviamente de elementos gastronómicos y de descripción de platillos deliciosos, así que le recomiendo que al leer el libro, trate de hacerlo sin hambre o terminará leyendo en la cocina mientras sacia su antojo.

Le doy 3 7/8 estrellas y está disponible para quien guste leerlo.

Saludos.


miércoles, 3 de octubre de 2018

"Viajo sola" por Samuel Bjork





Si bien se dice que “no hay que juzgar a un libro por su portada”, en lo personal, cuando ando husmeando en alguna librería o hago mi recorrido virtual por mi proveedor de libros favorito (Amazon), la portada es lo primero que me atrae de un libro y es muchas veces, la razón por la que compro o no un ejemplar.

Cuando mi amiga Liz me prestó este libro (aplausos por favor y fanfarrias porque ya me estoy quedando sin material para leer), la portada no me decía mucho y el título me hacía pensar que se trataba de una historia tipo “Comer, rezar, amar”, donde la protagonista viaja a diferentes lugares del mundo para tratar de reencontrarse consigo misma después de un fracaso amoroso... pero ¡Oh sorpresa me llevé! ya que cuando empecé a leerlo me di cuenta que era una novela policíaca, así como me gustan: con giros en la historia, drama en la vida de los protagonistas y que te hacen querer leerlo y no parar hasta averiguar quién es el asesino.

Mia Krüger es una agente de la policía noruega que decide suicidarse. Después de sufrir varias pérdidas en su vida: sus padres, su abuela y su hermana, considera que ya no hay nada que valga la pena para mantenerse con vida. Además, estuvo bajo investigación en el departamento de policía cuando mató a un drogadicto, ya que ese tipejo fue quien introdujo a su hermana al mundo de las drogas, llevándola hasta la muerte. Mia ya había elegido la fecha: 18 de Abril, y para eso, había rentado una casa en una isla para aislarse del mundo. Mientras el día esperado llegaba, su vida transcurría entre pastillas y alcohol para de esta forma poder soportar la agonía en la que se encontraba.

Holger Munch, era un detective a cargo de una unidad especial en la policía, quien gracias al último caso donde Mia se vio involucrada, fue relegado a un cargo inferior y enviado a otro lugar a trabajar. Sin embargo, se suscitaron una serie de acontecimientos que provocaron que la unidad especial se conformara nuevamente y Holger aclaró que regresaría sólo si Mia lo hacía, por lo que fue a buscarla (afortunadamente llegó unos días antes del 18 de Abril).

Esta serie de eventos nada afortunados, fue el hallazgo de niñas pequeñas colgadas de un árbol con una cuerda de saltar; vestidas como muñecas;  con un letrero en el cuello que decía "Viajo Sola" (como los que se le colocan a los niños cuando vuelan solos en avión). Hasta ese momento se habían encontrado dos niñas, cuya edad era de 6 años y quienes en Septiembre entrarían a la primaria.

Con toda esa información Holger se presentó ante Mia para tratar de convencerla de regresar para ayudarle a aclarar esos asesinatos. Cabe señalar que Mia siempre se distinguió por su instinto acertado y por ver los hechos desde un punto de vista integral, por lo que desde que estudiaba en la Academia de Policías llamó la atención por esa virtud.

Holger sabía que Mia era indispensable para la resolución de ese caso, ya que por la forma en la que las niñas eran arregladas, el asesino trataba de comunicar algo que a simple vista, no lograban entender.

Mia al ver las fotos y la información de los asesinatos, pudo obtener una primera pista: estos acontecimientos estaban relacionados con un caso en el que ella y Holger participaron hace algunos años. Una bebé fue robada de un hospital al nacer y nunca se supo de su paradero. El robo se le achacó a un enfermero quien se suicidó, y dejó una nota confesando el delito.

Sin embargo, ya sabe que aquí no todo es lo que parece, y conforme investigan más sobre los asesinatos, se dan cuenta que no sólo es el caso del robo del infante lo que los relaciona a Mia y Holger con la muerte de las niñas, sino que hay algo más en contra ellos que puede poner en riesgo sus propias vidas...

Al puro estilo nórdico como el de Camilla Läckberg con "La Princesa de Hielo" o Stieg Larsson con "Los hombres que no amaban a las mujeres", este libro logra que no puedas despegarte de él ni un segundo hasta averiguar quién es el malvado que está detrás de tales crímenes. Aunque tiene algunos puntos de la historia previsibles, hay otros giros que sí hacen que se te pongan los pelos de punta.

Le doy 4 estrellas y media y en verdad que si es fan de las novelas policíacas como yo, leálo, no se arrepentirá.


sábado, 22 de septiembre de 2018

"The diplomat's daughter" by Karin Tanabe



Lo bueno desde el punto de vista literario y lo malo desde el punto de vista histórico, es que hay mucha tela de dónde cortar sobre la II Guerra Mundial. Este libro sin embargo, es diferente a los que he tenido oportunidad de leer con respecto a ese tema, ya que narra la historia de 3 personas en diversas partes del mundo y con orígenes muy distintos, que gracias al conflicto bélico terminan haciendo cosas inimaginables.

Emi Kato es la hija de un diplomático japonés, que debido al trabajo de su papá, ha viajado y vivido en diferentes países a lo largo de sus 21 años. Por tal razón, habla perfectamente inglés y alemán, ya que tuvo la oportunidad de vivir en Alemania, Austria, Inglaterra y Estados Unidos. En 1938, vivió por un tiempo en Viena, donde conoció a Leo Hartmann, un joven judío adinerado que quedó prendado de ella desde que la escuchó interpretar una pieza musical en el piano de la escuela donde ambos asistían. Leo convenció a Emi que fuera a su casa a tocar esa misma pieza, ya que a su madre le encantaba y ella la interpretaba de manera excepcional. A partir de ese día, Emi y Leo comenzaron una amistad que trascendió a una relación romántica. Ambas familias tuvieron la oportunidad de convivir y de entablar también una amistad. Peeeero, todo cambió en Noviembre de 1938, cuando se llevó a cabo la famosa "Noche de los cristales rotos", y las sinagogas y negocios de los judíos fueron atacados y saqueados. Al día siguiente, compañeros de la escuela de Emi y Leo, lucieron con orgullo su uniforme de las Juventudes Hitlerianas y la vida de Leo se volvió un verdadero infierno, por lo que ya no regresó al colegio.

La situación para las familias judías era insostenible, ya que sus propiedades estaban siendo confiscadas y sus cuentas de banco congeladas, por lo que los Hartmann pidieron ayuda al papá de Emi, el cual consiguió que les otorgaran visas por parte del cónsul de China y fueran trasladados a Shangai. 

Posteriormente, Emi y su familia se mudaron nuevamente de país, para residir en Estados Unidos, específicamente en Washington D.C., Ahí se localizaban los Kato cuando Japón atacó de manera sorpresiva el puerto de Pearl Harbor, cuestión que hizo que los diplomáticos japoneses fueran enviados de vuelta a su país. Para ello, primero fueron llevados a una especie de campamento de lujo en lo que se organizaba su viaje, sin embargo a unos días de emprender el  regreso, Emi se enfermó y tuvo que ser hospitalizada, por lo que tanto ella como su mamá permanecieron en Estados Unidos mientras que su papá zarpó hacia Japón.

Emi y su mamá fueron nuevamente trasladadas a un campamento, pero ahora en Texas, en el cual se encontraban migrantes alemanes y japoneses quienes esperaban su turno para regresar a sus países de origen. En ese campamento y debido a un acontecimiento bastante triste, Emi conoce a Christian Lange.

Christian era ciudadano estadounidense, cuyos padres eran migrantes alemanes. El papá de Christian era un empresario millonario y respetado en Wisconsin, quien perdió todo gracias a que el FBI lo acusó de apoyar al nazismo, debido a que envió dinero a parientes que tenía en Alemania y que supuestamente eran seguidores de Hitler. La familia Lange fue despojada de sus bienes, de su fábrica y trasladada a Texas.

Christian y Emi iniciaron un romance clandestino ya que no estaba bien visto en el campamento que Alemanes y Japoneses se mezclaran. Cuando le tocó el turno a Emi de viajar hacia Japón, Christian se quedó muy triste y tuvo que tomar una decisión bastante drástica para tratar de volver a verla...

¿Se reencontrarán Emi y Christian? o ¿Emi y Leo? ¿Sobrevivirán a la II Guerra Mundial? No se pierda la respuesta a todas las preguntas dentro de las páginas del libro.

Me gustó el libro ya que transmite a la perfección los daños colaterales de un conflicto de esa magnitud, ya que sin distinción de religión, nacionalidad o status, los ciudadanos de los países en conflicto sufrieron con las decisiones de sus líderes, sin muchas veces estar de acuerdo con ellas.

Le doy 4 estrellas y está disponible para quien quiera leerlo... con V de vuelta :)